Taijutsu

taijutsu

El fundamento de Bujinkan es la práctica y perfección del Taijutsu 体術, o “El Arte de usar el cuerpo“. Para aprender y entender el Taijutsu eficazmente, existe el Tenchijin Ryaku no Maki – los Principios del Cielo, la Tierra, y del Hombre – que es la compilación de técnicas que se han transmitido a lo largo de más de mil años. El Tenchijin es una progresión lógica para seguir, comprender e interiorizar el Taijutsu a través de la práctica de una serie de katas o movimientos.

Inicialmente, el entrenamiento empieza enseñando al estudiante a aprender a reconocer los movimientos naturales de su propio cuerpo. Taihenjutsu (las habilidades de movimiento del cuerpo) enfoca en varias habilidades las diferentes formas de moverse y posicionarse. Estas incluyen aprender a caer y rodar sin peligro, saltar, guardias y evitar los ataques. Ukemi que en el sentido extenso significa la prevención de la lesión, se enfatiza su aprendizaje fuertemente en las etapas tempranas de entrenamiento.

Progresivamente, se introducen los katas para enseñar los elementos esenciales de Dakentaijutsu (técnicas de golpear) usando el cuerpo entero como una arma para golpear o bloquear; y Jutaijutsu (técnicas de lucha cuerpo a cuerpo) aplicando y escapando de las llaves, lanzamientos, estrangulaciones y presas. Estos katas (Kihon Happo) forman la base del Taijutsu, y va más allá de la instrucción básica de técnicas de golpes y agarres.

A través de la practica del Kihôn Happô repetidamente el estudiante comprende los principios más importantes en el combate real empezando por la distancia (maai), el ritmo (ritsudo) y el flujo (nagare).

En las etapas más avanzadas, se introduce el Randori (entrenamiento libre) para ayudar al estudiante a aprender a crear y explorar oportunidades que naturalmente aparecen en los movimientos del atacante y para aplicar correctamente las técnicas basadas en los principios del Taijutsu. Randori se hace inicialmente lentamente para que los estudiantes pueden aprender a moverse libremente y adaptarse a los movimientos del oponente. Se dice a menudo que este estilo libre y fluido, y la adaptabilidad, es uno de los aspectos más importantes del entrenamiento en el Taijutsu. Una confrontación es un proceso dinámico, de constante movimiento y para tener éxito, es vital poder crear, adaptarse y responder a los cambios del adversario. En una situación real, la velocidad y fuerza son a lo lejos, lo menos importante.

El entrenamiento puede ser suave y duro. El entrenamiento suave, ligero, le permite al estudiante concentrarse en desarrollar los principios apropiados del Taijutsu y para entender cómo responder correctamente con el espíritu, la mente y el cuerpo a los variados cambios del adversario. Al mismo tiempo, el entrenamiento duro no es descuidado. Practicando siempre apropiadamente los principios del Taijutsu, el entrenamiento duro ayuda a que el estudiante construya el carácter mental y espiritual necesario para enfrentar una pelea de vida o muerte aun cuando se encuentre herido. Cuando los estudiantes empiezan a entender el Taijutsu, se introduce al entrenamiento básico de armas. Esto tiene dos propósitos: Primero, los estudiantes aprenden cómo evitar o defenderse contra los ataques del arma y superar cualquier miedo al arma. Segundo, y más importante, el entrenamiento con armas ayuda a perfeccionar los principios del Taijutsu apropiados. Si el Taijutsu de un estudiante es débil, esto se magnificará en el entrenamiento del armas.

Buki

buki

Se introduce a los estudiantes al uso de armas tradicionales en la autodefensa cuando ellos han demostrado el nivel apropiado de autocontrol y coordinación. Se estudian muchas armas tradicionales incluyendo:

  • Bojutsu – Bastón largo, medio y palo corto
  • Kenjutsu – Las técnicas de Espada
  • Tantojutsu – Las técnicas de Cuchillo
  • Kusarijutsu – Las técnicas de Cadena corta
  • Juttejutsu – Las técnicas de Cuchillo dentado
  • Naginatajutsu – Las técnicas de alabarda
  • Sojutsu – Las técnicas de Lanza

Todas las armas de hoja usadas para el entrenamiento como las espadas, cuchillos, etc. son de la no tienen filo ni punta. En algunas ocasiones estas armas se reemplazan con las réplicas de madera.

También se enseña los estudiantes a entender los principios de autodefensa que juntos forman la misma esencia en el uso del arma. Esto les permite a los practicantes de Bujinkan adaptarse a cualquier objeto de forma similar al arma al instante, como una ayuda para su auto-protección.